Saltar al contenido
Llamadores de Ángeles

Significado, símbolos y mitología del árbol de la vida

 

¿Qué significa el Árbol de la Vida?

El árbol de la vida, a veces llamado árbol del mundo o árbol del conocimiento, aparece en la mitología y el folclore de culturas de todo el mundo. Los significados del Árbol de la Vida varían ligeramente de una cultura a otra. Sin embargo, un tema común a todas estas culturas es la idea de que un árbol místico conecta los mundos físico y espiritual. Además, el Árbol de la Vida es fundamental para sostener toda la vida.

El hecho de que este antiguo símbolo de la vida sea un árbol es apropiado. Al fin y al cabo, a lo largo de la historia, los seres humanos han rendido homenaje a los árboles. Es como si nuestros lejanos antepasados comprendieran claramente la importancia de los árboles para sostener la vida en la Tierra, incluso antes de los días de la investigación científica. En este post conocerás el árbol de la vida y el árbol del mundo en diferentes culturas y creencias espirituales, así como el árbol del conocimiento.

Índice de contenidos Árbol de la vida

  • El significado del árbol de la vida en la mitología cultural
  • Mejores llamadores de ángeles árbol de la vida
  • Árbol de la vida nórdico
  • Árbol de la vida celta
  • El árbol de la vida egipcio
  • Mejores libros del árbol de la vida
  • África
  • El árbol del mundo en la mitología griega y romana
  • El árbol del conocimiento en la Biblia
  • El árbol de la vida en el Corán
  • El árbol de la vida en la Cábala
  • Árbol de la vida asirio
  • Árbol de la vida maya
  • Árbol de la vida de los nativos americanos
  • Árbol del mundo en China
  • Budismo
  • El árbol del mundo en el hinduismo y la fe Baháʼí Faith
El árbol de la vida
El árbol de la vida

El árbol de la vida: significado en la mitología cultural

Pueblos tan diversos como los vikingos, los antiguos egipcios, los celtas, los nativos americanos o los místicos judíos, entre otros, contaron la historia de un Árbol de la Vida. En esencia, el Árbol de la Vida ayudaba a explicar el plan divino sobre cómo la gente llegó aquí y cómo debería comportarse en la Tierra.

Mejores llamadores de ángeles árbol de la vida

Árbol de la vida nórdico

Árbol de Yggdrasil

El árbol Yggdrasil, el árbol del mundo nórdico. 

En la mitología nórdica, el árbol de la vida se denomina a veces árbol de la vida vikingo. Sin embargo, los pueblos nórdicos de antaño lo llamaban el árbol Yggdrasil. El árbol era enorme y procedía del Pozo de Urd, que era un estanque infinito que contenía la sabiduría universal y otras poderosas fuerzas cósmicas.

Las raíces y las ramas del árbol Yggdrasil mantenían unidos los nueve mundos del cosmos. De hecho, era tan importante que el bienestar de todo el mundo dependía de la vitalidad del árbol.

El dios nórdico Odín quería poseer el conocimiento contenido en el árbol Yggdrasil y el pozo de Urd. Así que, para demostrar su lealtad a esta búsqueda, se colgó de una rama del árbol Yggdrasil durante nueve días, casi muriendo en el proceso. Sin embargo, sobrevivió y adquirió conocimientos sobre el universo.

Según las leyendas nórdicas, dos pájaros místicos habitan en el árbol Yggdrasil. Uno es un águila y el otro un halcón. El águila posee el conocimiento y la sabiduría de Odín, mientras que el halcón difunde información a través de mensajes.

El árbol de la vida celta

El árbol de la vida celta
El árbol de la vida celta

Los antiguos celtas también tenían un árbol de la vida que, según muchos historiadores, estaba inspirado en el árbol Yggdrasil. Al igual que los aborígenes australianos y otras culturas antiguas, los celtas eran animistas. Creían que el mundo natural estaba interconectado y que los espíritus lo habitaban todo, desde los árboles hasta los ríos, lagos, montañas y animales.

Los celtas consideraban que los árboles eran sagrados, y cada tipo de árbol tenía su propio propósito místico. Además, creían que sus antepasados se convertían en árboles después de su muerte. Los celtas veían que los árboles sufrían ciclos estacionales, perdían sus hojas, eran estériles y luego volvían a crecer, florecían y daban frutos. Así, para los celtas, los árboles simbolizaban el ciclo de la vida y el renacimiento.

El árbol de la vida celta estaba conectado con el inframundo a través de sus raíces. Su tronco existía en el mundo físico y sus altas ramas llegaban hasta el cielo. Así, para los celtas, el árbol de la vida simbolizaba el vínculo entre el mundo de los seres humanos y el de los dioses y los espíritus. Así, el árbol de la vida también representaba la sabiduría y la protección.

El árbol de la vida egipcio

El Árbol de la Vida egipcio se remonta al 3150 a.C. o antes. Según la mitología egipcia, tras la creación del mundo, el dios de la tierra Geb y la diosa del cielo Nut dieron a luz a un hijo, el dios Osiris. Se convirtió en el primer gobernante del mundo. Más tarde, nacieron otros dioses, como Seth (hermano de Osiris) e Isis, que se convirtió en su esposa.

Como todas las rivalidades entre hermanos, Set se puso celoso del enorme poder de su hermano. Así que mandó hacer un ataúd con las proporciones de Osiris. Entonces organizó una fiesta. Durante los festejos, Set invitó a todos a probarse el ataúd, diciendo que se lo daría a la persona a la que mejor le quedara. Cuando Osiris se lo probó, Set cerró la tapa y arrojó el ataúd al Nilo.

El féretro bajó por el Nilo y se adentró en el mar, hasta llegar a la costa de Biblos, en Fenicia. Allí se alojó en un sicomoro gigante. Con el tiempo, el gran árbol creció a su alrededor y acabó envolviendo el ataúd.

Un pilar en Biblos

Un día, el rey Malcandro de Biblos se encontró con el árbol y notó un agradable olor que emanaba de su tronco. Le gustó tanto el árbol que lo hizo cortar y convertirlo en un pilar en su palacio.

Mientras tanto, Isis seguía buscando a su marido perdido. En su búsqueda, llegó a la corte del rey Malcander. Cuando pasó por la columna en la que estaba enterrado Osiris, Isis pudo oler el dulce perfume que emanaba de ella. Cuando el rey se dio cuenta de que era una diosa, le dijo que podía tener todo lo que quisiera en su reino. Naturalmente, Isis pidió el pilar, que el rey le entregó amablemente. Isis llevó el pilar de vuelta a Egipto y lo plantó en la tierra.

Ahora hay más en esta historia y lo que pasó con Osiris. Pero lo dejaré para otra ocasión. Sin embargo, según la historia, el árbol que se había transformado en pilar y volvió a ser un árbol es la base del árbol de la vida egipcio.

Otros mitos egipcios afirman que todos los dioses nacieron de las acacias. Sin embargo, como Osiris se convirtió en el dios de la agricultura, el inframundo y el renacimiento, el árbol de la vida egipcio representa el ciclo de la vida, el vínculo entre el inframundo, el mundo físico y los dioses.

Mejores libros del árbol de la vida

África

árbol de la vida Baobabs
árbol de la vida Baobabs

En África, el árbol más parecido al árbol de la vida es el baobab. Las historias de la creación en todo el continente atestiguan que Dios creó el baobab. De hecho, estos enormes árboles son anteriores al ser humano. Desde que la gente vive en África, ha habido baobabs.

Las explicaciones sobre la aparición del baobab se centran en el hecho de que Dios cambió de opinión, dio la vuelta al árbol y lo replantó en la tierra.

Algunas tribus africanas creían que los baobabs tenían propiedades místicas. Por ejemplo, si recogieras las flores blancas del árbol, invitarías a un león a comerte. O si empapas las semillas de baobab en agua y luego bebes el agua, los cocodrilos no te atacarán. Del mismo modo, sumergir a un bebé en agua que contenga corteza de baobab lo haría fuerte como el baobab.

El árbol del mundo en la mitología griega y romana

La mitología griega cuenta con diferentes historias sobre árboles mágicos, que son muy similares a la idea del árbol de la vida o del árbol del mundo.

En una historia, Zeus se casa con la diosa de la Tierra, Gea, y de su unión nace un roble gigante. En otras versiones, como en la historia de Osiris, Zeus se convierte en parte del árbol.

Como en otras historias del Árbol de la Vida, las raíces del Árbol del Mundo griego debían llegar al Tártaro, el inframundo griego. Y sus ramas podían alcanzar las estrellas.

En otro mito, la diosa de la Tierra, Gea, plantó un manzano mágico en el jardín de Hera como regalo de bodas cuando se casó con Zeus. Como los demás árboles del mundo, el manzano de Hera mantenía unidas algunas partes del universo. Al principio, Hera designó a unas ninfas para que cuidaran del árbol. Sin embargo, demostraron ser poco fiables y robaron demasiadas manzanas de oro del árbol. Por ello, Hera designó a un dragón llamado Ladón para que custodiara el árbol.

Lo que resulta especialmente fascinante de esta historia es la similitud entre el manzano de Hera y el árbol del Jardín del Edén.

El árbol del conocimiento en la Biblia

El árbol del conocimiento
El árbol del conocimiento

En la Biblia, el Árbol del Conocimiento es similar al Árbol del Mundo y al Árbol de la Vida en otras culturas, ya que es una fuente de sabiduría universal.

En algunas historias de la creación, el Árbol del Conocimiento es uno de los dos árboles místicos, mientras que en otras los árboles son uno y el mismo. Lo que está claro en el libro del Génesis es que Adán y Eva no debían comer el fruto del Árbol del Conocimiento. Mientras que en la mitología nórdica Odín tuvo que demostrar que era digno de acceder a este tipo de conocimiento, en la Biblia Adán y Eva fueron considerados indignos desde el principio.

Sin embargo, más adelante en la Biblia, en el libro del Apocalipsis, se muestra a los seres humanos cómo pueden acceder con seguridad a la sabiduría del árbol del conocimiento, que más tarde se llama árbol de la vida. Esencialmente, si siguen los mandamientos de Dios, pueden obtener el derecho… : «Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al Árbol de la Vida y entrar en la ciudad por las puertas». (Apocalipsis 22:14)

El árbol de la vida en el Corán

En el Corán también aparece un árbol de la vida. Conocido como el árbol de la inmortalidad, este árbol también crece en el Jardín del Edén. Tal como se les advirtió en la Biblia, en el Corán, Alá les dice a Adán y Eva que no deben comer la fruta del árbol de la inmortalidad.

Como cometen el error de comer del árbol, Alá envía a Adán y Eva a la Tierra, donde deben vivir y aprender a arrepentirse de sus errores. Sin embargo, Alá les asegura que durante su estancia en la Tierra serán guiados. Así, el árbol de la inmortalidad en el Corán representa el arrepentimiento y el aprendizaje de los errores, así como la misericordia de Dios.

El árbol de la vida en la Cábala

El árbol de la vida de la Cábala
El árbol de la vida de la Cábala

La cábala es una antigua forma de misticismo judío que, según sus seguidores, se remonta a la creación del Universo. En la historia escrita, la Cábala apareció en los siglos XII y XIII en el sur de España y Francia. Esencialmente, como ocurre con el misticismo en otras creencias religiosas, los seguidores de la Cábala creen que todos tenemos una unión directa con Dios, o la fuente de la creación.

El árbol de la vida en la Cábala está «enraizado» en este concepto. En la Cábala, el árbol de la vida se representa como un símbolo que contiene 10 Sefirot, o canales de energía divina y práctica espiritual. Esta fuerza vital divina se manifiesta fuera y dentro del cuerpo humano. En este sentido, las Sefirot son similares a los chakras de las religiones orientales. (Aunque hay siete chakras frente a los diez canales descritos en las Sefirot).

Las formas geométricas contenidas en el diagrama del Árbol de la Vida de la Cábala se consideran diseñadas divinamente y representan principios aterradores.

Los seguidores de la geometría sagrada creen que los patrones matemáticos o geométricos que se repiten en la naturaleza son una prueba de diseño inteligente. En otras palabras, son señales de que un poder divino creó la Tierra, el Universo y toda la vida. Puedes leer más sobre esto en mis artículos sobre la semilla de la vida y la flor de la vida.

Así, el Árbol de la Vida en la Cábala es más un símbolo o un diagrama que un árbol real. Sin embargo, es similar al árbol de la vida en otras culturas. Representa el vínculo entre los seres humanos y Dios, los ángeles y los cuerpos celestes. También representa un plan o mapa que muestra a las personas cómo pueden obtener la sabiduría universal y acercarse a la iluminación y a Dios.

Árbol de la vida asirio

El Árbol de la Vida asirio, también conocido como Árbol de la Vida babilónico o Árbol de la Vida mesopotámico, es probablemente la inspiración de los Árboles de la Vida y del Conocimiento de muchas culturas posteriores.

Mesopotamia, considerada la cuna de la civilización, incluía los imperios asirio, babilónico y acadio. Todas estas culturas creían en una gran diosa madre que era la encarnación de todos los seres vivos. Los sumerios la llamaban Inanna y los asirios, babilonios y acadios la llamaban Ishtar. Y todos la asociaron con un árbol gigante.

En la historia épica GilgameshEnki, el dios del agua, plantó un huluppu, o sauce, en las orillas del Éufrates. El árbol creció con fuerza hasta que una colosal tormenta lo arrancó de raíz. El árbol bajó por el río y llegó a una orilla donde Inanna lo encontró.

Enamorada del árbol, Inanna lo llevó a su jardín y lo plantó. Imaginó que un día utilizaría su madera para crear un trono y una cama para ella. Sin embargo, una serpiente gigante llegó a vivir en las ramas del árbol.

Lamentando no poder alcanzar su árbol por culpa de la serpiente, Inanna rogó al guerrero Gilgamesh que la ayudara. Gilgamesh mató a la serpiente para que Inanna pudiera crear lo que quisiera con la madera del árbol.

Árbol de la vida maya

Los mayas, al igual que otras culturas mesoamericanas, también tenían un árbol de la vida. Llamado Yaxche, el árbol de la vida maya era una enorme ceiba pentandra. Según un relato maya sobre la creación, los dioses plantaron una ceiba en cada una de las cuatro esquinas del mundo para sostener los cielos. Luego plantaron un quinto árbol en el centro. Las raíces de este árbol estaban conectadas con el inframundo y sus ramas con los cielos.

El árbol del medio, llamado árbol del mundo, era especialmente sagrado porque a través de él los dioses viajaban al mundo del medio. Asimismo, este árbol permitía a las almas humanas viajar al inframundo y a los cielos.

Árbol de la vida de los nativos americanos

Las tribus nativas americanas tienen distintas historias sobre los árboles místicos, y aplican diferentes significados a los distintos tipos de árboles. Sin embargo, algunas leyendas guardan un asombroso parecido con las historias del árbol de la vida de otras culturas. Por ejemplo, el pueblo Natchez (que construyó los montículos de tierra en lo que hoy es Mississippi) creía que un cedro gigante conectaba los cielos con la Tierra y el inframundo.

En otras leyendas, antes de la creación del mundo, la gente vivía en el cielo donde crecía un árbol gigante y la Tierra estaba hecha de agua. Un día, según la leyenda, una mujer embarazada buscaba una fruta en el árbol, pero cayó a la tierra. Antes de caer, trató de sujetarse al árbol agarrándose a su corteza. Pero se cayó al agua. Una tortuga gigante llegó y la salvó poniéndole barro en la espalda y dejando que se quedara allí. A la mujer aún le quedaba algo de corteza, así que la clavó en el barro. Y así es como se formó la Tierra.

El Árbol del Mundo en China

Los chinos también cuentan la historia de un árbol del mundo que conecta los tres reinos del cielo, la tierra y el inframundo. Al igual que en las historias de los nativos americanos, el árbol del mundo chino sirve de puente que los dioses y chamanes utilizan para viajar entre los mundos. Además, en la cultura china, el Árbol del Mundo proporciona equilibrio, equilibrando las fuerzas universales.

Budismo

Buda bajo el árbol Bodhi
Buda bajo el árbol Bodhi

En el budismo, el árbol del conocimiento es el árbol Bodhi (que probablemente era un ficus). Según las enseñanzas budistas, fue mientras estaba sentado bajo el árbol Bodhi cuando Buda alcanzó la iluminación espiritual o Nirvana.

El Árbol del Mundo en el hinduismo y la fe baháʼíe

Árbol de BanyanEn la mitología hindú, existe un árbol cósmico mundial que crece al revés y cuyas raíces están conectadas a los cielos. Sus innumerables ramas llegan a la tierra y traen bendiciones a la gente.

En un mito hindú, cuando se creó el mundo, una tormenta cataclísmica cubrió la Tierra de agua. Uno de los únicos seres vivos que sobrevivió a la inundación fue un árbol baniano. Y en una de sus hojas estaba el niño Krishna.

Para los practicantes de la fe baháʼíe, la devoción completa a Dios se describe como un árbol de la vida. En esencia, el árbol representa el alma: «En verdad, es el Árbol de la Vida que da los frutos de Dios, el Exaltado, el Poderoso, el Grande… Consagradle, oh Dios mío, todo este Árbol, para que todos los frutos creados por Dios en su seno sean revelados para aquel por quien Dios quiso revelar todo lo que le agrada. ¡Por tu gloria! No he querido que este Árbol dé jamás ninguna rama, ninguna hoja, ningún fruto que no se incline ante Él».